lunes, 10 de diciembre de 2018

Mundo Aurrimar 7. Booktrailer "El Dracón y el Lobo de Fuego"

Son tiempos de dolor y pérdida para la ancestral y reverenciada Orden del Draco. Sus miembros son perseguidos y cruelmente masacrados por los esbirros del Rey Brujo. Preservar los conocimientos que muchas de esas almas atesoran se ha convertido en una prioridad para la Orden, pues solo así podrán contrarrestar el creciente poder de los oscuros Nigromantes.


Índigo, un veterano Dracón curtido en mil batallas, será inesperadamente convocado por sus Maestros para recuperar el preciado legado del Hermético Timerith. Pero tan importante misión no resultará tal como habían imaginado...

El Dracón y el Lobo de Fuego es una nueva incursión de la autora Yolanda Martín en el mundo de Aurrimar. Una historia cargada de acción, aventuras y almas que reconciliar con un doloroso pasado que les atormenta y condiciona su existencia.



Este otro texto lo escribí un poco más tarde. Creo que me gusta más pero ya era tarde para cambiarlo. Una lástima:

Índigo, un veterano y solitario Dracón curtido en mil batallas, será inesperadamente convocado por sus Maestros para recuperar el alma del Hermético Timerith. Siempre guiado por las huellas celestiales enviadas desde el Templo de los Misterios, intentará llevar a buen término una misión que pondrá a prueba tanto la habilidad de su espada como la firmeza de su espíritu. Una misión que no resultará tan simple como en un principio había imaginado; una misión que le enfrentará a un doloroso pasado que ya creía olvidado…

sábado, 1 de diciembre de 2018

Momentos 17. "La historia Interminable" de Michael Ende


Todo solo una vez acontece

y una vez así deberá suceder.

Lejos, allí donde el campo florece,

debo morir y desaparecer…
 

……..
 

Gmork se ensañó al ver el espanto de Atreyu. La conversación lo animaba visiblemente. Tras una pequeña pausa siguió diciendo:

-¿Me preguntas qué serás allí? ¿Y qué eres aquí? ¿Qué sois los seres de Fantasía? ¡Sueños, invenciones del reino de la poesía, personajes de una Historia Interminable! ¿Crees que eres real, hijito? Bueno, aquí, en tu mundo, lo eres. Pero, si atraviesas la Nada, no existirás ya. Habrás quedado desfigurado. Estarás en otro mundo. Allí no tenéis ningún parecido con vosotros mismos. Lleváis la ilusión y la ofuscación al mundo de los hombres. ¿Sabes, hijito, lo que pasará con todos los habitantes de la Ciudad de los Espectros que han saltado a la Nada?

-No -tartamudeó Atreyu.

-Se convertirán en desvaríos de la mente humana, imágenes del miedo cuando, en realidad, no hay nada que temer, deseos de cosas que enferman a los hombres, imágenes de la desesperación donde no hay razón para desesperar...

-¿Todos seremos así? -preguntó Atreyu espantado.

-No -replicó Gmork-, hay muchas clases de locura y ofuscación; según lo que sois aquí, hermosos o feos, tontos o listos, seréis allí mentiras hermosas o feas, tontas o inteligentes.

-Y yo -quiso saber Atreyu-, ¿qué seré yo?

Gmork sonrió irónicamente.

-Eso no te lo digo, hijito. Ya lo verás. O, mejor, no lo verás, porque ya no serás tú. Atreyu calló, mirando al hombre-lobo con ojos muy abiertos. Gmork continuó:

-Por eso los seres humanos odian y temen a Fantasía y a todo lo que procede de aquí. La quieren aniquilar. Y no saben que, precisamente así, aumentarán la oleada de mentiras que cae ininterrumpidamente en su mundo... esa corriente de seres desfigurados que tienen que llevar allí una existencia ficticia de cadáveres vivientes y envenenan el alma de los hombres con su olor a podrido. Los hombres no lo saben. ¿No es gracioso?

Favoritos 17. La historia Interminable

Género: Novela
Subgénero: Fantasía
Autor: Michael Ende
Título: La historia Interminable (Die unendliche Geschichte)
Año: 1979


Sinopsis:

¿Qué es Fantasía? Fantasía es la Historia Interminable. ¿Dónde está escrita esa historia? En un libro de tapas color cobre. ¿Dónde está ese libro? Entonces estaba en el desván de un colegio... Estas son las tres preguntas que formulan los Pensadores Profundos, y las tres sencillas respuestas que reciben de Bastián. Pero para saber realmente lo que es Fantasía hay que leer ese, es decir, este libro. El que tienes en tus manos.

La Emperatriz Infantil está mortalmente enferma y su reino corre un grave peligro. La salvación depende de Atreyu, un valiente guerrero de la tribu de los pieles verdes, y Bastián, un niño tímido que lee con pasión un libro mágico. Mil aventuras les llevarán a reunirse y a conocer una fabulosa galería de personajes, y juntos dar forma a una de las grandes creaciones de la literatura de todos los tiempos.
 
 
 
La historia Interminable fue sin duda un libro de referencia en lo que a literatura fantástica se refiere durante la década de los ochenta del siglo pasado. Su éxito fue tal que incluso se rodó una película inspirada en el mismo (un verdadero horror para mi gusto). Yo lo leí en 1984 y desde entonces he vuelto a él en numerosas ocasiones. Se trataba de una bonita edición de Círculo de Lectores que ya solo por sus ilustraciones al inicio de cada capítulo y su texto a dos tintas animaba a introducirse en aquel imaginativo universo.
Un relato de pura fantasía pero con un trasfondo mucho más profundo del que cabría esperar. Una historia para todos los públicos. Una historia atemporal que, aunque ya nadie hable de ella, debería estar por siempre en las estanterías de todos aquellos amantes de la lectura y la fantasía en particular. Un verdadero clásico del género.
 


Son muchas las personas que se resisten a leer nada que tenga algo que ver con mundos imaginarios alejados de la más cruda realidad. Consideran el género un mero entretenimiento para niños o jóvenes, con argumentos e historias demasiado alejados de su día a día cotidiano como para tenerlos en consideración o dedicarles la más mínima atención. ¡No podrían estar más equivocados! Los mundos fantásticos no surgen de la nada. Son una forma de camuflar la realidad, de distorsionar la sociedad en la que vivimos, de contar verdades de forma disimulada para hacerlas más digeribles… Los personajes que pueblan dichos relatos aman, lloran, sufren, se preocupan por sus familias y por su bienestar… de la misma forma que lo hacen los protagonistas de las novelas históricas, románticas o de crímenes y asesinatos tan de moda últimamente.

Al fin y al cabo la fantasía no es más que otra forma de abordar la realidad, tal como decía el propio autor, Michael Ende, en una entrevista a El País del 22 de Abril de 1984:
 

Cuando nos fijamos un objetivo, el mejor medio para alcanzarlo es tomar siempre el camino opuesto. No soy yo quien ha inventado dicho método. Para llegar al paraíso, Dante, en su Divina comedia, comienza pasando por el infierno. Para descubrir las Indias, Cristóbal Colón levó anclas en dirección a América. Para encontrar la realidad hay que hacer lo mismo: darle la espalda y pasar por lo fantástico. Ése es el recorrido que lleva a cabo el héroe de La historia interminable. Para descubrirse, a sí mismo, Bastián debe primero abandonar el mundo real (donde nada tiene sentido) y penetrar en el país de lo fantástico, en el que, por el contrario, todo está cargado de significado. Sin embargo, hay siempre un riesgo cuando se realiza tal periplo; entre la realidad y lo fantástico existe, en efecto, un sutil equilibrio que no debe perturbarse: separado de lo real, lo fantástico pierde también su contenido.


domingo, 25 de noviembre de 2018

Mundo Aurrimar 6. El Dracón y el lobo de fuego


Género: Novela
Subgénero: Fantasía
Autor: Yolanda Martín López
Título: El Dracón y el lobo de fuego
Año: 2018


Sinopsis:
Corren malos tiempos en el reino de Ondrat. Ejercer de paladín de la justicia se ha vuelto un oficio peligroso. Los Husmeadores Negros recorren los dominios del Rey Brujo portando sus misteriosas Cajas Buscadoras, acechando, capturando y ejecutando sin piedad a todo aquel opositor al nuevo régimen instaurado por los Nigromantes vulkerios; siendo los miembros de la antigua y reverenciada Orden del Draco sus más apetecibles objetivos.
Índigo, un veterano Dracón curtido en mil batallas y atormentado por un pasado que cree olvidado, ansía regresar al que considera su único hogar: el Templo de los Misterios. La inusual misión que sus Maestros le han encomendado se presenta ante sus ojos como la disculpa perfecta para iniciar el camino de vuelta. Pero recuperar el alma del Hermético Thimerit no resultará tal como habían imaginado…

El Dracón y el lobo de fuego es una nueva incursión en el  mundo creado por la autora en su anterior trilogía Aurrimar. La leyenda del Dios Errante.
Los lectores habituales se encontrarán en este nuevo relato con viejos conocidos, tanto en el prólogo como en el epílogo, ya que la narración enlaza directamente con el último libro de la trilogía.
Sin embargo, esta es una historia que se puede disfrutar independientemente de los anteriores libros. Los que se acerquen por primera vez a esta serie pueden saltarse si lo desean el prólogo y el epílogo y disfrutar sin problemas de esta emocionante aventura.
Espero que todo el mundo disfrute con las andanzas del Dracón. Y para ir abriendo boca, aquí os dejo un enlace en el que poder leer el primer capítulo completo:
"Dracón, no será con agua como saciarás esa sed que te consume..."

sábado, 3 de noviembre de 2018

Música 1. "El Brujito de Gulubú"

 
Hoy no me he podido resistir a realizar un ejercicio de nostalgia. Lo siento, pero de pequeña me encantaban las canciones de Rosa León y El Brujito de Gulubú (de la poetisa argentina María Elena Walsh) era sin duda mi favorita.
 
Queda inaugurada esta nueva sección. Espero que las disfrutéis.
 

El brujito de Gulubú o Canción de la vacuna

 
Había una vez un bru,
un brujito que en Gulubú
a toda la población
embrujaba sin ton ni son.

Pero un día llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacunaluna lunalú.

La vaca de Gulubú
no podía decir ni mú.
El brujito la embrujó
y la vaca se enmudeció.

Pero entonces llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Los chicos eran todos muy bu,
burros todos en Gulubú.
Se olvidaban la lección
ó sufrían de sarampión.

Pero un día llegó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?

¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.

Ha sido el brujito el ú,
uno y único en Gulubú
que lloró, pateó y mordió
cuando el médico lo pinchó.

Y después se marchó el Doctorrrr
manejando un cuatrimotorrrr
¿Y saben lo que pasó?
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
¿No?
Todas las brujerías
del brujito de Gulubú
se curaron con la vacú
con la vacuna
luna luna
lú.
 
 

sábado, 27 de octubre de 2018

Cortos 2. "El horror de Dunwich" de H.P. Lovecraft

Género: Novela corta
Subgénero: Terror
Autor: H.P. Lovecraft
Título: El horror de Dunwich (The Dunwich Horror)
Año: 1928


Sinopsis:

El horror de Dunwich está ambientado en los años 20, y narra la historia de Wilbur Whateley, de padre desconocido, un ser deforme de rasgos cabríos y crecimiento desmesurado que tiene atemorizados a personas y animales por su aspecto desagradable. Instruido por su abuelo, el viejo Whateley en la magia negra y la brujería, Wilbur desea acceder al libro prohibido, el Necronomicón, para abrir el portal dimensional que permita el regreso de Yog-Sothoth. Pero el secreto no puede, no debe, ser revelado a los hombres: las fuerzas del mal perviven y pueden invocarse. Una vez desatadas, el mundo conocerá su Apocalipsis.
 
 
No podía faltar en mi colección uno de los grandes clásicos de la fantasía y el terror como es H.P. Lovecraft. Creador de un universo muy personal repleto de horrores cósmicos, seres de pesadilla, dioses primigenios anteriores a los hombres deseosos de regresar a la tierra, situaciones inquietantes y ambientes malsanos capaces de producir un molesto desasosiego en el lector.
Considerado uno de los relatos más perturbadores de Lovecraft y elegido por los lectores de la revista Weird Tales entre los mejores de 1929, El horror de Dunwich se sitúa como una de las obras mayores del ciclo de los Mitos de Cthulhu.
Una historia corta y de fácil lectura. La forma ideal de introducirse en el angustioso y misterioso universo gobernado por el dios Cthulhu y sus horrendas criaturas.
 

sábado, 20 de octubre de 2018

Con dibujos 3. Diario secreto de Pulgarcito


Género: Álbum Ilustrado
Subgénero: Infantil /Juvenil
Autor: Philippe Lechermeier / Ilustraciones de Rébecca Dautremer

Título: Diario secreto de Pulgarcito (Journal secret du Petit Poucet)
Año: 2009



Sinopsis:
 
Pulgarcito y sus hermanos son abandonados en el bosque por su padre y su madrastra porque no tienen suficiente comida en el período de la Gran Escasez. En su aventura se encuentran con el profesor Maxilari, Luis el Mero, doña Zurrapa, el malvado ogro Barbak... Gracias a la astucia de Pulgarcito conseguirán devolver la comida a toda la población.
 


 

Una transgresora versión del clásico cuento de Pulgarcito que os sorprenderá por su novedosa puesta al día. Un precioso libro que llamó mi atención desde la estantería donde descansaba. Un libro que compré para hacer un regalo y del que finalmente no pude desprenderme.
En esta ocasión, es Pulgarcito quien cuenta su historia en primera persona a modo de diario personal. En él anota con todo lujo de detalles sus aventuras y vivencias, sus miedos, sus trucos de supervivencia, describe a las personas que le rodean…
Un álbum magníficamente ilustrado, repleto de recortes, de esquemas, de dibujos hechos a mano,… En definitiva, una auténtica delicia para disfrutar tanto si eres niño como adulto enamorado de la fantasía y el trabajo bien hecho.

  
 

sábado, 6 de octubre de 2018

Poemas 6. "Oda a un ruiseñor" de John Keats


 

Oda a un ruiseñor

(John Keats 1819)

 
Me duele el corazón y un pesado letargo
Aflige a mis sentidos, como si hubiera bebido
Cicuta o apurado un opiáceo hace sólo
Un instante y me hubiera sumido en el Leteo:
Y esto no es porque tenga envidia de tu suerte,
Sino porque feliz me siento con tu dicha
Cuando, ligera dríade alada de los árboles,
En algún melodioso lugar de verdes hayas
E innumerables sombras
Brota en el estío tu canto enajenado.

2

¡Oh, si un trago de vino largo tiempo enfriado
En las profundas cuevas de la tierra
Que supiera a Flora y a la verde campiña,
Canciones provenzales, sol, danza y regocijo;
Oh, si una copa de caliente sur,
Llena de la mismísima, ruborosa Hipocrene,
Ensartadas burbujas titilando en los bordes,
Purpúrea la boca: si pudiera beber
Y abandonar el mundo inadvertido
Y junto a ti perderme por el oscuro bosque!

3

Perderme a lo lejos, deshacerme, olvidar
Que entre las hojas tú nunca has conocido
La inquietud, el cansancio y la fiebre
Aquí, donde los hombres tan sólo se lamentan
Y tiemblan de parálisis postreras, tristes canas,
Donde crecen los jóvenes como espectros y mueren,
Donde aún el pensamiento se llena de tristeza
Y de desesperanzas, donde ni la Belleza
Puede salvaguardar sus luminosos ojos
Por los que el nuevo amor perece sin mañana.

4

¡Lejos! ¡Muy lejos! He de volar hacia ti.
No me conducirán leopardos de Baco
Sino unas invisibles y poéticas alas;
Aunque torpe y confusa se retrase mi mente:
¡Ya estoy contigo! Suave es la noche
Y tal vez en su trono aparezca la luna
Circundada de mágicas estrellas.
Pero aquí no hay luz, salvo la que acompaña
Desde el cielo el soplo de la brisa cruzando
El oscuro verdor y veredas de musgo.

5

No puedo ver qué flores hay a mis pies
Ni el blando incienso suspendido en las ramas,
Pero en la embalsamada oscuridad presiento
Cada uno de los dones con los que la estación
Dota a la hierba, los árboles silvestres, la espesura:
Pastoril eglantina y blanco espino,
Violetas marcesibles recubiertas de hojas
Y el primer nuevo brote de mediados de mayo,
La rosa del almizcle rociada de vino,
Morada rumorosa de moscas en verano.

6

A oscuras escucho. Y en más de una ocasión
He amado el alivio que depara la muerte
Invocándola con ternura en versos meditados
Para que disipara en el aire mi aliento.
Ahora más que nunca morir parece dulce,
Dejar de existir sin pena a medianoche
¡Mientras se te derrama afuera el alma
En semejante éxtasis! Seguiría tu canto
Y te habría escuchado yo en vano:
A tu réquiem conviene un pedazo de tierra.

7

¡No conoces la muerte, Pájaro inmortal!
No te hollará caído generación hambrienta.
La voz que ahora escucho mientras pasa la noche
Fue oída en otros tiempos por reyes y bufones;
Tal vez fuera este mismo canto el que una senda
Encontró en el triste corazón de Ruth, cuando
Enferma de añoranza, se sumía en el llanto
Rodeada de trigos extranjeros,
La misma que otras veces ha encantado mágicas
Ventanas que se abren a peligrosos mares
En prodigiosas tierras ya olvidadas.

8

¡Olvidadas! El mismo tañer de esta palabra
Me devuelve, ya lejos de ti, a mi soledad.
¡Adiós! La Fantasía no consigue engañarnos
Tanto, duende falaz, como dice la fama.
¡Adiós! Tu lastimero himno se desvanece
Al pasar por los prados vecinos, el tranquilo
Arroyo y la colina; ahora es enterrado
En los calveros del cercano valle.
¿He soñado despierto o ha sido una visión?
Ha volado la música. ¿Estoy despierto o duermo?

 

“Ode to a Nightingale”


1

My heart aches, and a drowsy numbness pains
My sense, as though of hemlock I had drunk,
Or emptied some dull opiate to the drains
One minute past, and Lethe-wards had sunk:
‘Tis not through envy of thy happy lot,
But being too happy in thine happiness,
That thou, light-wingèd Dryad of the trees,
In some melodious plot
Of beechen green, and shadows numberless,
Singest of summer in full-throated ease.

2

O for a draught of vintage! that hath been
Cool’d a long age in the deep-delvèd earth,
Tasting of Flora and the country-green,
Dance, and Provençal song, and sunburnt mirth!
O for a beaker full of the warm South!
Full of the true, the blushful Hippocrene,
With beaded bubbles winking at the brim,
And purple-stainèd mouth;
That I might drink, and leave the world unseen,
And with thee fade away into the forest dim.

3

Fade far away, dissolve, and quite forget
What thou among the leaves hast never known,
The weariness, the fever, and the fret
Here, where men sit and hear each other groan;
Where palsy shakes a few, sad, last grey hairs,
Where youth grows pale, and spectre-thin, and dies;
Where but to think is to be full of sorrow
And leaden-eyed despairs;
Where beauty cannot keep her lustrous eyes,
Or new Love pine at them beyond to-morrow.

4

Away! away! for I will fly to thee,
Not charioted by Bacchus and his pards,
But on the viewless wings of Poesy,
Though the dull brain perplexes and retards:
Already with thee! tender is the night, 35
And haply the Queen-Moon is on her throne,
Cluster’d around by all her starry Fays
But here there is no light,
Save what from heaven is with the breezes blown
Through verdurous glooms and winding mossy ways.

5

I cannot see what flowers are at my feet,
Nor what soft incense hangs upon the boughs,
But, in embalmèd darkness, guess each sweet
Wherewith the seasonable month endows
The grass, the thicket, and the fruit-tree wild;
White hawthorn, and the pastoral eglantine;
Fast-fading violets cover’d up in leaves;
And mid-May’s eldest child,
The coming musk-rose, full of dewy wine,
The murmurous haunt of flies on summer eves.

6

Darkling I listen; and, for many a time
I have been half in love with easeful Death,
Call’d him soft names in many a musèd rhyme,
To take into the air my quiet breath;
Now more than ever seems it rich to die,
To cease upon the midnight with no pain,
While thou art pouring forth thy soul abroad
In such an ecstasy!
Still wouldst thou sing, and I have ears in vain—
To thy high requiem become a sod.

7

Thou wast not born for death, immortal Bird!
No hungry generations tread thee down;
The voice I hear this passing night was heard
In ancient days by emperor and clown:
Perhaps the self-same song that found a path
Through the sad heart of Ruth, when, sick for home,
She stood in tears amid the alien corn;
The same that ofttimes hath
Charm’d magic casements, opening on the foam
Of perilous seas, in faery lands forlorn.

8

Forlorn! the very word is like a bell
To toll me back from thee to my sole self!
Adieu! the fancy cannot cheat so well
As she is famed to do, deceiving elf.
Adieu! adieu! thy plaintive anthem fades
Past the near meadows, over the still stream,
Up the hill-side; and now ‘tis buried deep
In the next valley-glades:
Was it a vision, or a waking dream?
Fled is that music:—do I wake or sleep?
 
 

sábado, 29 de septiembre de 2018

Momentos 16. "Metro 2033" de Dmitry Glukhovsky



    -¿Quién an­da ahí? ¡Ve a ver­lo, Art­yom!

    Artyom se le­van­tó de ma­la ga­na del lu­gar que ocu­pa­ba jun­to a la ho­gu­era, y con el fu­sil de asal­to en rist­re se adent­ró en la os­cu­ri­dad. Se de­tu­vo en el mar­gen de la zo­na ilu­mi­na­da, qu­itó ru­ido­sa­men­te el se­gu­ro del ar­ma y gri­tó con voz ron­ca:

    -¡Alto ahí! ¡Cont­ra­se­ña!

    Hacía un mi­nu­to, ha­bía lle­ga­do a sus oídos un ext­ra­ño ro­ce y un sor­do mur­mul­lo en la pe­numb­ra. Pe­ro en­ton­ces se oye­ron unos pa­sos ap­re­su­ra­dos. Al­gu­i­en es­ca­pa­ba ha­cia las pro­fun­di­da­des del tú­nel. Se ha­bía asus­ta­do de la voz ras­po­sa de Art­yom y del chas­qu­ido del ar­ma. Art­yom vol­vió ap­re­su­ra­da­men­te jun­to a la ho­gu­era y le gri­tó a Pyotr And­re­ye­vich:

    -Se ha lar­ga­do sin con­tes­tar.

    -¡Inepto! Sa­bes bi­en cu­ál es la or­den: ¡Dis­pa­rar de in­me­di­ato cont­ra to­do el que no res­pon­da! Si no ¿có­mo vas a sa­ber de qu­i­én se tra­ta? ¡Qu­izá fu­era un ata­que de los Neg­ros!

    -No, no lo creo. No era un hu­ma­no… esos ru­idos… y esa ma­ne­ra de ca­mi­nar tan ext­ra­ña… ¿Cree us­ted que no sé dis­tin­gu­ir las pi­sa­das de un homb­re? Us­ted mis­mo sa­be muy bi­en, Pyotr And­re­ye­vich, que los Neg­ros ata­can sin avi­sar. Ha­ce po­co asal­ta­ron un pu­es­to con las ma­nos des­nu­das. Avan­za­ron cont­ra el fu­ego de amet­ral­la­do­ra. Pe­ro esa cri­atu­ra que es­ta­ba ahí ha pu­es­to pi­es en pol­vo­ro­sa… de­bía de ser un ani­mal asus­ta­do.

    -¡Ah, sí, cla­ro, Art­yom, tú si­emp­re tan lis­to! Pe­ro si te han da­do una or­den, tu de­ber es cump­lir­la y no dar­le más vu­el­tas. Qu­izá fu­era un es­pía. Ha vis­to que so­mos po­cos, y que se­ría fá­cil pil­lar­nos desp­re­ve­ni­dos… y aho­ra nos van a li­qu­idar, nos cla­va­rán a ca­da uno un cuc­hil­lo en la gar­gan­ta y lu­ego ma­sac­ra­rán a la es­ta­ci­ón en­te­ra, co­mo en Po­les­ha­yevs­ka­ya, y to­do eso ocur­ri­rá tan só­lo por­que no te lo has car­ga­do cu­an­do cor­res­pon­día… ¡Ánda­te con ojo! ¡La pró­xi­ma vez te or­de­na­ré per­se­gu­ir­lo por el tú­nel!

    Arjom se est­re­me­ció. Tra­tó de ima­gi­nar lo que po­día ha­ber en el tú­nel más al­lá de la fron­te­ra, que se en­cont­ra­ba a 700 met­ros. Sen­tía pa­vor só­lo con pen­sar­lo. Na­die se at­re­vía a sob­re­pa­sar los 700 met­ros en di­rec­ci­ón nor­te. Las pat­rul­las iban con la dre­si­na has­ta el met­ro 500, ilu­mi­na­ban los pos­tes de la fron­te­ra con el pro­yec­tor, y, tan pron­to co­mo se cer­ci­ora­ban de que no se les ha­bía co­la­do na­da ra­ro, vol­ví­an sob­re sus pa­sos a to­da ve­lo­ci­dad. Inc­lu­so los exp­lo­ra­do­res -homb­res agu­er­ri­dos, an­ti­gu­os in­fan­tes de Ma­ri­na- se de­te­ní­an en el met­ro 680, ocul­ta­ban la lumb­re de los ci­gar­ros con la ma­no y se li­mi­ta­ban a es­cud­ri­ñar las ti­ni­eb­las con sus apa­ra­tos de vi­si­ón noc­tur­na. Lu­ego ret­ro­ce­dí­an con pa­so len­to, si­len­ci­oso, sin de­j­ar de vi­gi­lar el tú­nel, sin dar­se si­qu­i­era la vu­el­ta.

    El pu­es­to de ob­ser­va­ci­ón don­de mon­ta­ban gu­ar­dia en aqu­el mo­men­to se hal­la­ba en el met­ro 450, a unos cin­cu­en­ta de los pos­tes fron­te­ri­zos. Los cont­ro­les en la fron­te­ra te­ní­an lu­gar una vez al día, y ha­bí­an pa­sa­do ya va­ri­as ho­ras des­de el úl­ti­mo. Se hal­la­ban en el pu­es­to más avan­za­do. Unas cri­atu­ras -que tal vez no lo hu­bi­eran hec­ho an­tes por te­mor a la pat­rul­la- se es­ta­ban acer­can­do a la ho­gu­era. A los homb­res.

    Artyom se sen­tó y pre­gun­tó:

    -¿Qué ocur­rió exac­ta­men­te en Po­les­ha­yevs­ka­ya?

    En re­ali­dad, él ya se sa­bía la his­to­ria, una his­to­ria que he­la­ba la sang­re. Unos mer­ca­de­res se la ha­bí­an con­ta­do en la es­ta­ci­ón. Con to­do, se emo­ci­ona­ba ca­da vez que se la vol­ví­an a con­tar, igu­al que un ni­ño que qu­i­ere que le cu­en­ten to­do el ra­to his­to­ri­as ter­ro­rí­fi­cas sob­re mu­tan­tes sin ca­be­za y vam­pi­ros que rap­tan be­bés.

 

Favoritos 16. Metro 2033

Género: Novela
Subgénero: Ciencia Ficción
Autor: Dmitry Glukhovsky
Título: Metro 2033 (Mempo 2033)
Año: 2007


Sinopsis:

Estamos en el año 2033. Tras una guerra nuclear devastadora, amplias zonas del mundo han quedado sepultadas bajo escombros y cenizas debido a la radiación. También Moscú se ha transformado en una ciudad fantasma. Los supervivientes se han refugiado bajo tierra, en la red de metro. Em cada una de las estaciones, convertidas en pequeñas ciudades Estado, sus habitantes se agrupan en torno a las diversas ideologías, religiones o movidos por un único objetivo: impedir una invasión de las criaturas mutantes del exterior.

Artyom, un joven soldado, será elegido para penetrar en el corazón del Metro hasta la legendaria Polis y alertar a todos del peligro que acecha a la estación  de la que procede, la VDNKh, y a toda la red metropolitana. De él dependerá el futuro de su hogar, del Metro y puede que de toda la Humanidad.
 
 

No deja de resultar curiosa la forma en la muchas veces llegamos a los libros que luego ocuparán un lugar privilegiado en nuestra biblioteca. En este caso se puede decir que fue la casualidad. Paseaba por  la sección de fantasía y ciencia ficción de una librería en busca de algo que leer durante el verano de 2014. De repente, un título llamó mi atención. No sabía nada de él así que lo cogí en la mano. No pesaba mucho pese a tener bastantes páginas. Además del título poseía otros puntos a su favor. La editorial era Timun Mas, que muy buenos ratos me había hecho pasar con sus publicaciones. Y el autor era ruso. Desconozco el porqué de mi debilidad por los autores de esta nacionalidad pero debo reconocer que tienen algo me engancha enseguida  a sus historias (lo iréis descubriendo en próximas entradas).
El caso es que le di la vuelta y leí la sinopsis. La acción trascurría en Moscú en un futuro no muy lejano. Suficiente para picar aún más mi curiosidad. Acababa de regresar de pasar unos días en la capital rusa y tenía sus calles y edificios aún frescos en mi memoria. Abro el libro y… ¡oh, sorpresa! Aparece una solapa desplegable con un plano del metro de Moscú en el que pude reconocer muchas de las estaciones por las que nos habíamos desplazado en la gigantesca capital… Mi imaginación se acababa de disparar. Ese plano hizo que pasara por caja inmediatamente.
 
 
 

Y así comencé a leer las aventuras del joven Artyom por su claustrofóbico mundo. Un protagonista con el que simpaticé desde el principio. Algo poco habitual ya que la mayoría de las veces me decanto por algún personaje secundario. Su viaje a través de la línea de metro y las distintas sociedades que la componen (Polis, la HANSA, la Línea Roja, la Confederación Arbat, el IV Reich…) puede llegar a resultar algo monótono y repetitivo pero creo que el tramo final salva la historia. Aunque también debo confesar que el desenlace me resultó un tanto decepcionante. No sé. Me habría gustado que terminara con un poco más de protagonismo para Artyom y las facultades que le hacen especial. De todas formas la historia queda abierta para futuras aventuras…

Dmitry Glukhovsky ganó el Encouragement Award of the European Science Fiction Society del prestigioso concurso EuroCon en Copenhague por esta novela. Pero es posible que muchos conozcáis la historia por el videojuego basado en este distópico mundo surgido en las entrañas de Moscú.
 



 

 

viernes, 21 de septiembre de 2018

Aurrimar. "El Dracón y el Lobo de Fuego"

¡Hola mundo!
Aquí os dejo la portada de mi nueva novela titulada El Dracón y el Lobo de Fuego. Un relato perteneciente a la serie de Aurrimar pero cuya trama y personajes poco tienen que ver con la trilogía de la Leyenda del Dios Errante.
En estos momentos nos encontramos en cola de impresión así que aún tardaremos unas semanas en tener el libro en nuestras manos. Un poco de paciencia. Ya va faltando menos ;)

sábado, 15 de septiembre de 2018

Cuentos 2. "Días de ocio en el Yann" de Lord Dunsany

Género: Cuento
Subgénero: Fantasía
Autor: Lord Dunsany
Título: Días de ocio en el Yann (Idle Days on the Yann)
Año: 1910


Sinopsis:
 
Días de ocio en el Yann considerado uno de los mejores relatos de del escritor anglo-irlandés Lord Dunsany (1878-1957), publicado en la antología de 1910: Cuentos de un soñador (A Dreamer's Tales). En él se nos narra el viaje, entre mítico y onírico, de un hombre que surca las aguas de un río fantástico al que solo se accede con la imaginación: el Yann. A bordo del Pájaro del Río, conocerá aldeas, tribus y ciudades asombrosas que permanecerán grabadas en la mente del lector durante mucho, mucho tiempo...

Días de ocio en el Yann es considerado uno de los mejores relatos del escritor anglo-irlandés Lord Dunsany (1878-1957) y fue publicado en la antología de 1910: Cuentos de un soñador (A Dreamer's Tales). En él se nos narra el viaje, entre mítico y onírico, de un hombre que surca las aguas de un río fantástico al que solo se accede con la imaginación: el Yann. A bordo del Pájaro del Río, conocerá aldeas, tribus y ciudades asombrosas que permanecerán grabadas en la mente del lector durante mucho, mucho tiempo...

¿A quién no le gustaría viajar al País del Sueño para visitar fabulosas ciudades como Golthoth la Maldita, Pungar Vees, Astahahn o Belzoond? ¿Qué no daríamos por poner nuestros pies en las arenas del desierto de Cuppar-Nombo o darnos un baño en las míticas aguas del río Yann? En realidad nada necesitamos para llegar hasta allí de la mano de la poderosa imaginación Lord Dunsany. Un autor no demasiado conocido por el gran público, pero sin duda nacido para crear espacios oníricos y mundos imaginarios y al que se le suele catalogar como una de las mayores influencias de otro gran genio del género fantástico: H.P. Lovecraft.
 
Dotado de un maravilloso sentido poético de la escritura, es muy fácil dejarse arrastrar por sus evocadoras descripciones hasta esos lejanos (e inalcanzables para muchos) reinos del Sueño y la Fantasía. Un viaje que te transportará más allá de la anodina realidad como si te sumergieras en un dulce trance del que no quisieras despertar. Lugares inconcebibles, parajes extraordinarios, dioses primigenios y culturas olvidadas…  Sin duda, una lectura imprescindible para todas esas personas que gustan y disfrutan de ese sentido tan poderoso e infravalorado como es… la imaginación.   
 


…Llegó el momento en que el capitán y yo debíamos separarnos, él para retornar nuevamente a su hermosa Belzoond, divisable desde las lejanas cumbres del Hian Min, y yo, para encontrar, por extraños medios, mi camino de vuelta a aquellos brumosos campos que los poetas conocen, donde se encuentran unas pequeñas y misteriosas cabañas, desde cuyas ventanas, mirando hacia el oeste, se pueden avistar los campos de los hombres, y mirando hacia el este, las brillantes montañas de los elfos, coronadas de nieve, extendiéndose de cadena en cadena hasta la región del Mito, y más allá, hasta el reino de la Fantasía, que pertenecen al País del Sueño. No nos encontraríamos por mucho tiempo, quizá nunca, pues mi imaginación se ha debilitado al pasar de los años, y cada vez son más infrecuentes mis visitas al País del Sueño.