sábado, 25 de enero de 2020

Frases 4. Albert Einstein


"There are only two ways to live your life. One is as though nothing is a miracle. The other is as though everything is a miracle.”
 
 

sábado, 18 de enero de 2020

Recomendables 4. Aventureras con enaguas



Género: Narrativa
Subgénero: Descubrimiento y exploración geográfica
Autor: Christel Mouchard
Título: Aventureras con enaguas (Aventurières en crinoline)

Año:1987
   
Sinopsis:

En el siglo XIX, vestidas con enaguas y miriñaques, algunas mujeres se aventuraban por selvas desconocidas, inhóspitos desiertos y regiones inexploradas de África, en locas odiseas de inciertos desenlaces. Viajan con sus faldas y sus corsés; sus vestidos se llenan de lluvia y barro entre la maleza de la selva virgen. May Sheldon, Isabelle Bird, Ida Pfeiffer, Alexine Tinné y Annie Taylor cruzaron Borneo a pie o el Lejano Oeste a caballo, escalaron la cordillera de los Andes o remontaron el río Amarillo. Soportaron las inclemencias del tiempo y los accidentes del terreno con extraordinario valor. En sus ratos de ocio dejaron testimonio de sus viajes y de sus amores. Este libro reconstruye sus peripecias épicas y sentimentales.



Fue hace muchos años, en la biblioteca de la Universidad de Deusto, dónde encontré este interesante libro (que hoy resulta difícil adquirir si no es en puntos de venta de segunda mano). Estaba buscando información para un trabajo y de repente apareció su ficha entre mis manos. El título llamó inmediatamente mi atención y no pude menos que llevármelo a casa. La temática era toda una novedad para mí: mujeres exploradoras. ¿Cuándo se había oído algo semejante? En plena época victoriana; un período de grandes descubrimientos geográficos en el que personajes como Burton, Livingstone, Stanley o Speke eran auténticas celebridades, resulta que también había mujeres embarcadas en semejantes aventuras y que nadie conocía (yo por lo menos jamás había oído hablar de ellas).
Mujeres que haciendo caso omiso de los convencionalismos sociales que las condenaban a vidas anodinas y de sumisión se lanzaban al mundo con una feroz determinación y quizás temeraria valentía. Tal vez la respuesta a esas ansias viajeras se encuentre en esta reflexión que aparece en el libro:

“… Pero todo esto no basta: es necesario sentir un vacío en uno mismo para ir a buscar en otras tierras satisfacciones indefinidas y peligrosas. ¿Cómo marcharse cuando uno es feliz?”

viernes, 10 de enero de 2020

Momentos 24. "El Maestro y Margarita" de Mijaíl Bulgákov


El barón se puso todavía más pálido que Abadonna, que era por naturaleza de una palidez excepcional; después sucedió algo extraño. Abadonna se colocó junto al barón y se quitó las gafas un instante. Y algo como de fuego brilló en las manos de Asaselo, se oyó un ruido parecido a una palmada, el barón empezó a perder pie y de su pecho brotó un chorro de sangre roja, cubriendo la camisa almidonada y el chaleco. Koróviev puso el cáliz bajo el chorro y se lo ofreció lleno a Voland. Mientras tanto, el cuerpo exánime del barón yacía en el suelo.

—¡A su salud, señores! —dijo Voland, y, levantando el cáliz, se lo llevó a los labios.

Se produjo la metamorfosis. Desaparecieron la camisa zurcida y las zapatillas usadas.

Voland vestía de negro y llevaba una espada de acero en la cadera. Se acercó rápidamente a Margarita, le ofreció el cáliz y le dijo en tono imperativo:

—¡Bebe!

Margarita sintió un fuerte mareo, se tambaleó, pero el cáliz estaba ya junto a sus labios; unas voces, no sabía de quién, le susurraron al oído:

—No tenga miedo, majestad... No tema, majestad, que hace mucho que la sangre empapa la tierra. Y allí donde se ha vertido, crecen racimos de uvas.

Margarita, sin abrir los ojos, dio un sorbo, una corriente dulce le subió por las venas y sintió un timbre en sus oídos. Le pareció que cantaban gallos con voces ensordecedoras y que en algún sitio interpretaban una marcha. La multitud de invitados empezó a cambiar de aspecto: los hombres de frac y las mujeres se convirtieron en cadáveres. La putrefacción inundó la sala ante los ojos de Margarita y flotó un olor a sepultura. Se derrumbaron las columnas, se apagaron las luces y desaparecieron las fuentes, las camelias y los tulipanes. Y todo quedó como antes: el modesto salón de la joyera y la puerta entreabierta que dejaba ver una franja de luz. Margarita entró por esa puerta.

Favoritos 24. El Maestro y Margarita

Género: Novela
Subgénero: Realismo mágico
Autor: Mijaíl Bulgákov
Título: El Maestro y Margarita (Мастер и Маргарита)
Año:1967


Sinopsis:

Novela que ha suscitado el entusiasmo de millares de lectores desde su primera publicación, El Maestro y Margarita, no solo es una sátira genial de la sociedad soviética, con su población hambrienta, sus burócratas estúpidos, sus aterrados funcionarios y sus corruptos artistas. Acompañado de una extravagante corte, el Diablo llega a Moscú e irrumpe en sus mediocres vidas desencadenando toda una serie de peripecias trepidantes y disparatadas que radiografían las debilidades de la naturaleza humana.

Otro autor ruso en mi lista de favoritos. Ya dije en alguna ocasión que sentía debilidad por ellos. Cualquier día me pongo a estudiar ruso para poder leerlos en versión original.

Esta novela de Bulgákov (considerada por muchos una de las novelas más importantes del siglo XX) posee todos los elementos necesarios para ocupar un lugar privilegiado en esa lista de libros que me gusta releer una y otra vez: humor, sátira, fantasía, sensualidad, crítica social, lirismo arrebatador... Todo ello dentro de una historia ambientada en la atea URSS donde Satanás aparece para hacer de las suyas y poner a cada uno en su lugar. Una entretenida y delirante vuelta de tuerca al mito de Fausto en la que queda patente la paradoja expresada por Goethe en su obra: el Ángel Caído es una parte de aquella fuerza que siempre quiere el mal y que siempre practica el bien. 

Hace poco descubrí en YouTube los capítulos de una serie rusa basada en El Maestro y Margarita. Os dejo el enlace a uno de los capítulos más sensuales de la novela que, aunque parezca increíble, se asemeja bastante a lo que uno puede imaginarse mientras lee el capítulo de el Gran Baile de Satanás:  

 
 

domingo, 5 de enero de 2020

Mundo Aurrimar 10. Corrientes de aire


2019 fue un año pésimo para mí. Problemas y dificultades de todo tipo me impidieron concentrarme en la escritura. Con una novela a medio terminar (y que tendré que comenzar a releer desde el capítulo uno para saber dónde me quedé con la historia), este relato corto titulado Corrientes de aire y ambientado en el mundo de Aurrimar es lo único que me salvó de la sequía creativa total.
Una buena historia para reencontrarse con viejos conocidos o para iniciar el viaje por ese mundo rico y complejo que es Aurrimar. Espero que os guste este modesto Regalo de Reyes. Ojalá el 2020 venga cargado de ilusión y creatividad para poder seguir ofreciéndoos historias con las que soñar y pasar un buen rato. Podéis leer el cuento completo en www.aurrimar.es
El relato comienza así:
El joven sacudió la mano con energía, la sentía entumecida. Soltó la fina y ya casi gastada barrita de carboncillo que sostenía y la depositó con delicadeza junto al resto de sus útiles de dibujo. Revolvió con gesto de disgusto el contenido de la descascarillada caja metálica (uno de los pocos objetos que aún conservaba de su antigua existencia). En ella solo quedaban pedazos de grafito tan diminutos que a duras penas podría sujetarlos entre los dedos. ¡Y aún le quedaban tantas maravillas por plasmar sobre el papel! No deseaba olvidar nada de aquel mágico lugar al que tal vez nunca pudiera regresar…